Coppers – Rancid

Coppers es el tema número 22 del disco Life Won’t Wait.

Escuchá Coppers

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Comentario de J.G.

Entonces me dijo que nos vayamos el fin de semana a la costa. Y yo le dije que sí. Y el viernes dormimos juntos. Cogimos. Yo un poco borracho. Ella sobria. El sábado nos despertamos temprano. 6:50 AM. Me bañé, armé el bolso y juntos elegimos los discos para el viaje. Pero no agarré todos los que quise. No pude. Me interrumpió. Se calentó. Me calentó. Se arrodilló. Me la sacó. Me la chupó. Me hizo acabar. Se la tragó. Toda.

Salimos. Compramos capuchino en vasos para llevar. Mientras los tomábamos puse el primer disco: Life won’t wait de Rancid. El día era ideal. Llovía a cántaros. Pero estaba con ella. Y la amaba. Y ella a mí. Hablamos. Le conté mis sueños y ella los suyos. Coincidían. Nos reímos. Puse el segundo disco: About time de Pennywise. Seguía lloviendo. Terminó el disco y nos quedamos en silencio. Su cabeza en mi hombro y mi mano en su pierna. Rato después puse el tercero: Acid Eaters de Ramones. Un poco más tarde llegamos a destino. Seguía lloviendo.

Hacía frío y estaba húmedo. Compramos leña y encendimos el hogar. Volví a darle mecha al asunto. Era insaciable. Salimos a caminar por la playa. Tomados de la mano miramos largo rato el mar. Era inmenso. Luego volvimos. Se bañó. La peiné y le sequé el pelo. Me dijo que nunca nadie se lo había hecho. Entonces yo le dije que nunca se olvidara de ese momento y nos besamos. Me cocinó. Yo la ayudé, y mientras tanto escuchamos No Use For a Name. Comimos y tomamos vino. Luego yo tomé whisky. Ella no quiso. Nos fuimos a acostar e hicimos el amor. Muy despacio. Dormimos abrazados y me despertó con el desayuno.

Vimos el clásico de Avellaneda. No hasta el final. Yo porque me fui a comprar carne y carbón para hacer un asado. Ella, por no poder soportar la paliza que le daban del rojo. También compré cerveza. Tomamos toda la tarde en el frente de la casa. Hacía frío pero el sol asomaba. Hablamos de todo y después hicimos unos pases con una pelota de fútbol pinchada. Después entramos y cogimos devuelta. Dos veces. Le pedí que me ensañara a chuparle la concha. Hacía calor. Le acabé en las tetas y en la panza.

Hice un asado espectacular. Matambrito y bondiola de cerdo, tira y chorizo. Tomamos 2 vinos y fumamos faso. Flasheé. Nos fuimos a dormir y a la mañana me volvió a despertar con el desayuno. El día estaba nublado pero fuimos a la playa. Nos sentamos a ver el mar. Ella se sentó arriba mio, la abracé y nos besamos.
- ¿Qué animal serías si no fueras una persona? – me preguntó.
- Un animal libre. Un delfín. – le dije.
- ¿Y del reino vegetal? – volvió a indagarme.
- Una palmera. Bien alta, en un lugar tropical.
- ¿Y algo sin vida?
- Sería el mar. Por la inmensidad, la eternidad, la voracidad.
- Todo lo que me decís concuerda con tu personalidad: una persona que no depende de otras, autosuficiente – terminó acotando.

Cerca del mediodía volvimos a la casa y nos echamos el último polvo. A las dos de la tarde emprendimos la vuelta. Arranqué el auto y puse The Dissent of Man de Bad Religion. Escuchamos en silencio. Su cabeza en mi hombro y mi mano en su pierna izquierda. Se terminó y puse Punk in Drublic de NOFX. Hablamos del punk y los noventa y de por qué nos marcaron los discos de esa década. Luego escuchamos Sex, Love and Rock ‘n’ Roll de Social Distortion y nos atacó un tránsito insufrible. También llovía copiosamente y se dificultaba ver a través del parabrisas. Empezamos a hablar de sexo. Le dije que si tuviera puesta una pollera le pediría que se saque la tanga para que la tocara todo el viaje. Aprobó mis dichos y se me puso dura. Entonces apoyó su mano en mi pija erecta. Me calentó muy mal. Le dije que me iba a bajar los pantalones. Me pidió que no lo hiciera porque no resistiría la tentación de chuparla. Entonces me los bajé. Y me la agarró. Y el auto se me tambaleó. Y se sacó el cinturón de seguridad. Y me la empezó a chupar como nunca antes nadie me la había chupado. No coordinaba mis pies. En vez del acelerador apretaba el embrague y en vez del freno el acelerador. Se me perdía la mirada y la lluvia cada vez era más fuerte. Era una sensación de júbilo, temor, placer y tensión. Me la lamió sin parar hasta hacerme acabar. Se tragó todo el semen. Tenía las piernas totalmente rígidas. No lo podía creer. Parecía una película pero era de verdad. Entonces le pedí que agarrara el volante para subirme los pantalones.

Finalmente, con algunas horas de demora, llegamos a Buenos Aires. Nos despedimos y puse Double Plaidinum de Lagwagon totalmente al palo hasta llegar a mi casa.

Letra de Coppers

Yeah Rancid and Buju drop, imagine that
All punk rock masters move inside, all trick masters move inside.
Come out to Brooklyn Town in Coyote Studios..

[repeat 2x]
London you’re gonna find them, New York, L.A., back to Kingston
All I see is youth fighting, all I see is youth fighting

Well, in sympathy, there’s some integrity, but in
Humility I’ve come to find a whole lot more
I’m not one to judge, nor I carry a grudge, but I
Refuse to budge my determinating vow

London you’re gonna find them (London town)
New York, L.A., back to Kingston (Waterhouse)
All I see is youth fighting (youth them all are fightin)
All I see is youth fighting (youth them all are fight)

London you’re gonna find them (Brixton)
New York, L.A., back to Kingston (Kingston, JA)
All I see is youth fighting (youth them all are fightin)
All I see is youth fighting (youth them all are fight)

Come I said put down your ratchet now, Rudeboy set down your gun
L.A., Kingston, New York and London, Move, nobody fight, form together as one
This gun pressure soon all be over and done
Refuse a life controlled by Satan, fight back from that with love vibration
Pull out, division, racism, and schism; we gonna make ‘em flee, run

Easy, you know it ain’t easy, got to make a decision..
Got to learn to say no, no, no…
I burn from inside all the walls, a dead man can’t hear all the calls
Who lives like a sheep in the city concrete
Never runs deep and dies from the heat

Coppers and hoods, dead man’s stood
It ain’t no good when you’re misunderstood
When you’re rotting in jail, wish you would be
Out on the street like Robin Hood
All those who fall, those who try
Let them go, oh victimize
You see you ain’t gonna take their power, demise
Not in your lifetime see more hypnotized, come again

[repeat 4x.]

London you’re gonna find them (London Town)
New York, L.A., back to Kingston (Kingston, JA, see)
All I see is youth fighting (all the youth a fight)
All I see is youth fighting (all the youth a fight)

Foto: Alan P Hotos



2 comentarios en Coppers – Rancid

  1. Luis dice:

    Un infaltable de rancid!!!, y un infaltable relato de punk rock song.

  2. Sexo, amor y punk de los 90. Perfeccion.

    (y mientras firmo esto se puso el tema smash de offspring en mi reproductor)


Escribí un comentario